Desde la psicología el amor propio está muy relacionado con el autoestima, es decir con el valor que nos damos o nos asignamos a nosotros mismos a partir de la forma en la que me veo y me ven los demás.

Recordando con cariño una de las charlas con mi mentor o sensei (como a mí me gusta llamarlo), hablábamos que el amor propio venía de los demás, me explicaba qué nosotros aprendíamos a amarnos a partir del afecto que los demás nos brindaban desde pequeños y a lo largo de nuestra vida.

La percepción que tenemos de nosotros mismos condiciona nuestra forma de pensar, sentir y actuar, afectando nuestra interacción con el mundo y nuestro funcionamiento en la vida diaria. Los resultados de estás interacciones reforzaran y condicionaran nuestras creencias sobre la vida convirtiéndose en patrones de conducta perjudiciales que se repiten todo el tiempo.

Para cultivar o fortalecer el amor hacía nosotros mismos es muy importante el trabajo personal y la mejora de experiencias vitales que refuercen o modifiquen la visión de nosotros mismo según el caso.

Por otra parte, el autocuidado involucra el desarrollo de factores psicológicos de protección como como el crecimiento espiritual, el mantenimiento de relaciones o vínculos sanos con otras personas, la regulación emocional, el autocontrol, etc. Esta serie de conductas impiden o reducen el riesgo de someternos a situaciones que ponen en peligro nuestra integridad física y emocional. Estos factores de protección nos ayudan a sobreponernos a las dificultades y a lograr tener éxito a pesar de estar frente a situaciones de riesgo

Ahora pensemos un momento en nuestro objeto favorito o con un valor o significado alto para nosotros, y pensemos en todas las cosas que hacemos para cuidar y preservar ese objeto. ¿A caso no procuramos que todas las acciones dirigidas hacia el objeto amado sean las adecuadas para satisfacer sus necesidades de cuidado?

De esta manera cuidar es el amor llevado a la acción, yo voy a brindarle a lo que es valioso para mí, todo lo necesario para mantener su bienestar. Por eso la importancia de trabajar en el fortalecimiento de nuestro autoestima y el valor que le damos a nuestras vidas.

¡No lo olvides! “Yo cuido lo que quiero”, aprendamos a querernos.

Fuentes:
Gómez Acosta, Andrés PREDICTORES PSICOLÓGICOS DEL AUTOCUIDADO EN SALUD Revista Hacia la Promoción de la Salud, vol. 22, núm. 1, 2017 Universidad de Caldas, Colombia.  Gorin A, Powers T, Koestner R, Wing R, Raynor H. (2014). Autonomy support, self-regulation, and
weight loss. Health Psychology. 2014; 33 (4); 332-39. Juárez F. El concepto de salud: una explicación sobre su unicidad, multiplicidad y los modelos de salud. International Journal of Psychological Research. 2011; 4 (1): 70-79.